Plaza Bicentenario

Ciudad de México, México
2008

Tradicionalmente los monumentos conmemorativos han exaltado el poder a través del tamaño, estableciendo una relación arriba-abajo. Los obeliscos, las catedrales, los templos, los palacios, las esculturas ecuestres nos posicionan en una condición de inferioridad ante su grandeza. Para el bicentenario de la independencia y el centenario de la revolución, proponemos un símbolo que de manera clara y contundente establece una nueva relación con el ciudadano. La superficie
dorada, claramente delimitada, aparece como un hallazgo arqueológico urbano que, a la vez que expresa su condición de objeto precioso, atemporal y eterno, actúa como el lienzo en el que se celebra al ciudadano, a la persona, al mexicano. La nación que exalta al ser nacional.

Colima 184-202, Roma, MX, 06700      info@elcielomx.com     tel. +52 55.8436.6582      IG:  elcielo_mx